A pesar de que las historias de cada jugador son distintas, tres son los ingredientes comunes a todos los tenistas de éxito. Estos son:

  1. El talento

El tenista de éxito posee unas serie de características físicas y mentales individuales excepcionales que conforman su talento, entre las que se encuentran:

  • Habilidad y facilidad de movimiento.

  • Rapidez de movimiento.

  • Facilidad para jugar.

  • Velocidad.

  • Habilidad motriz.

  • Capacidad de aprendizaje y de concentración.

  • Disciplina, entrega y perseverancia.

  • Deseo ilimitado de jugar y de aprender.

  • Carácter fuerte y ganador.

  • Seguridad en sí mismo y una alta autoestima.

  • Humildad y modestia.

  • Pasión, entrega y locura por el tenis, el cual está presente en todas las facetas de su vida. He tenido la oportunidad de coincidir desde que eran niños con grandes jugadores, entre los que se encuentran Juan Carlos Ferrero, Nicolás Almagro, Camila Giorgi, Rafael Nadal, y todos ellos tenían en común la locura por el tenis, la pasión por el tenis; el tenis era lo más importante de su vida y estaban siempre con la raqueta.

    Juan Carlos, por ejemplo, rompía los enchufes de su casa porque continuamente le estaba dando pelotazos a la pared; Moyá, por su parte, cuando era pequeño, tenía debajo de su casa un club de tenis y bajaba constantemente a ver con quién podía jugar. Como a veces no había nadie, cogía el mostrador de frontón, consiguiendo que más de una vez lo tiraran de la recepción. La forma en que se movían Camila, Nicolás, Juan Carlos y Rafa era algo espectacular, y el carácter y las ganas de ganar eran comunes a todos ellos; un día llevamos a Camila a Palma con Jofre, que por aquel entonces entrenaba a Carlos Moyá, y la puso a pelotear, Carlos se puso en la red a pasarle bolitas y Camila con 10 años o así insistía una y otra vez en hacerle un passing al número uno del mundo.

En el próximo y último capítulo hablaremos de las otras dos cualidades básicas para el éxito de un tenista, el entorno y la buena suerte.

Autores: Willie Gómez – Sonia Vives